jueves, 30 de mayo de 2013

¿Sabía usted que el 87% de los potenciales compradores de inmuebles comienzan su búsqueda a través de Internet? Además, lo que determina muchas veces que elijan su vivienda, entre al menos otras 20 de precio similar, es la fotografía de la fachada.
Por esta razón, es sumamente importante tomar las fotografías adecuadas, al momento de poner en venta una propiedad. Estas, deben mostrar los mejores ángulos de cada uno de sus espacios y resaltar todas las cualidades del inmueble; recuerde ¡Una imagen vale más que mil palabras!
¿CÓMO HACER LAS FOTOGRAFÍAS?
1- Haga fotografías limpias y organizadas: Cualquier objeto que distraiga la atención debe ser retirado antes de tomar la fotografía. La casa verse arreglada, pues las propiedades más organizadas y limpias son las que más se venden.
2- No utilice zoom: es recomendable tomar imágenes amplias, preferiblemente con profundidad para los interiores de la propiedad. Con esto se potenciará el espacio del lugar.
3- Active el “Balance de blancos”: La mayor parte de las cámaras que se venden actualmente, ofrecen la función “balance de blancos”. Este le permitirá obtener imágenes nítidas, con los colores reales.
4- Tome las fotografías a nivel de los “ojos”: La idea, es que las imágenes den la sensación de realidad, como si la propiedad se estuviera visualizando directamente. Recuerde, si las imágenes son captadas desde un ángulo muy alto, el inmueble se verá muy pequeño.
5- Nunca use “flash”: Cada foto debe potenciar lo mejor de sí. El flash sólo creará un brillo molesto que le restará interés a la imagen.
6- Controle la luz que ingresa por las ventanas: Una casa correctamente iluminada crea un mayor impacto en el comprador. Puede usar las cortinas para difuminar la luz. En caso de que le falte claridad, puede usar las ventanas, a fin de permitir el ingreso de luz natural y crear un ambiente más acogedor.
7- El fotógrafo NUNCA debe aparecer en las fotos: Jamás se debe ver el reflejo de quien toma la imagen. Por lo general, suele pasar cuando se toma fotos de espejos del baño, recibidor, ventanas, etc. ¡Atento!
8- Compruebe que su cámara esté configurada para registrar las imágenes con la mayor resolución posible.
9- Tome muchas fotos: Las cámaras digitales le dan la libertad para tomar tantas fotos como usted desee, así que experimente con muchos ángulos y ajustes de la cámara. Revise las fotos más tarde y elija las que muestran mejor su casa.
¿QUÉ DEBE TENER EN CUENTA PARA CADA ÁREA DEL INMUEBLE?
La fachada:

Esta quizás es la imagen más importante, pues es la primera fotografía que el posible comprador verá, inclusive en muchos casos es la única. Por esta razón, es recomendable que cuando realice esta toma, lo haga al amanecer, cuando el Sol esté detrás del fotógrafo. Recuerde tener la entrada limpia, despejar el jardín y ordenarlo
El salón:

Lo primero que hay que recordar es que no debe utilizar flash, lo ideal es captar las imágenes a plena luz del día. Si el interior es un poco oscuro, recurra a una luz indirecta para iluminar. Si este es el caso, un ayudante puede sostener un reflector por encima y detrás de la persona encargada de hacer las fotografías.
Asegúrese de eliminar de sus espacios las fotos personales incluidas en la decoración. Recuerde, que lo se busca es que el comprador imagine que podría vivir en esa casa. Menos es más, destaque lo mejor del ambiente y no sobrecargue.
La cocina:

Limpie todo para que la cocina luzca reluciente. Aunque no lo crea este es uno de los ambientes más importantes para ejecutar la venta de una casa. Asegúrese de despejar todos los utensilios que estén sobre la mesa, procure que el fregador esté vacío y que está luzca iluminada, pues esto aportará una sensación de amplitud.
Los baños:

Haga fotografías en este espacio, sólo si dispone de un bonito baño y que esté en buenas condiciones. Asegúrese de que esté impecable, y con una mínima decoración. Retire las alfombras del piso, el cubre asiento del sanitario, el papel higiénico y en todo momento mantenga la tapa del sanitario cerrada
Dormitorios:

Antes de tomar las fotografías en la habitaciones, cerciórese de que todo esté limpio y en orden. Es indispensable que la cama esté tendida y que no haya objetos sobre ella. Recoja los zapatos, pijamas, carteras, o cualquier otro artículo personal que pueda dañar la imagen. En el caso de las habitaciones de los niños, todos los juguetes deben estar recogidos.

Recuerde, la forma en que presenta un inmueble en fotografías, tiene un enorme impacto en los posibles compradores… ¡Manos a la obra y mucha suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada