lunes, 3 de junio de 2013

Cuida tus recipientes de pintura



¿Vas a pintar las paredes de tu hogar, y quieres reutilizar la pintura que conservas de una ocasión anterior? ¿Quieres asegurar su óptimo estado, para poder recuperarla en el futuro? Sigue leyendo, y conoce qué precauciones debes tener en cuenta a la hora de almacenar los botes de pintura.

Para conservar la pintura en el mejor estado posible, es necesario abrir los recipientes cuidadosamente. Si utilizas un destornillador para hacer palanca puedes deformar la tapa metálica. Por este motivo, es mejor utilizar un accesorio especial para abrir botes de este tipo, ya que no deforman la tapa y facilitan la apertura.

Antes de abrir el recipiente, recuerda que debes limpiar la tapa de restos de polvo, para evitar que estos caigan en la pintura y la estropeen.

Listo para el próximo uso

Para cerrar el recipiente herméticamente, puedes colocar sobre la tapa un trozo de madera, y golpearlo suavemente con un martillo.

En el caso de los barnices, pueden contener una base oleosa que los convierte en más espesos que las pinturas al agua y que provoca, que con el tiempo, se deterioren más fácilmente.

Para conservarlos en mejor estado, pasa el barniz a un recipiente de vidrio con tapa de rosca y, al guardarlos, gíralos hacia abajo para evitar que se formen capas superficiales.

Cuando vayas a reutilizarlo, recuerda añadir un poco de disolvente en la mezcla, y filtrarla con una media o con un colador viejo para eliminar las impurezas de la superficie.

Fuente: Fotocasa
Fecha: 05-05-2010


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada