lunes, 17 de junio de 2013

ENTORNO URBANO: Barrios

Hay que palpar las áreas autoproducidas, pues son 70% de nuestras ciudades.

Mirando al barrio
La formación de profesionales, sobre todo en el área de vivienda y hábitat, debe trascender el aula de clase y ser cada día más innovadora y motivadora. Es necesario conocer la realidad de las áreas autoproducidas, que representan 70% de nuestras ciudades. No se puede estar de espaldas a esa situación. El proceso de formación debe ayudar a que la conozcan, la palpen, y debe permitirles generar ideas y soluciones, para consolidar y urbanizar nuestros barrios y mejorar viviendas allí ubicadas, logrando ciudades vivibles en armonía con el ambiente. Esta formación puede afianzarse mejor los últimos años de la carrera, cuando los alumnos manejan conceptos que les permiten ser parte de la solución. Por ello, la Fundación Vivienda Popular, en alianza con varios centros de estudio, ha recibido alumnos de diversas áreas, que completaron su formación a través de nuestra organización, en la difícil tarea de mejorar condiciones de vida de los más necesitados. Compartimos testimonios de estas experiencias:

Para Yohana Meneses, "los asentamientos informales albergan gran cantidad de familias en casas autoconstruidas en condiciones deficientes, producto de la urgente necesidad de obtener casa, por falta de recursos o por no tener respuesta de la autoridad competente. Conocer esa realidad fomentó las bases de mi crecimiento profesional, despertando interés hacia el problema de la vivienda social, con aportes y compromiso, para satisfacer las necesidades de quienes allí habitan".

Vicky Camargo nos dice: "La carencia de vivienda hace que el ciudadano sea maestro de obra, ingeniero y arquitecto de su hogar. Hoy, las ciudades están rodeadas de asentamientos espontáneos, de diversas tipologías y morfologías, que aún sin la orientación de un profesional llegan a ser funcionales y a tener su propio carácter en el contexto. Acercarnos a esa realidad, lograr una comunicación directa con la gente, aprender de sus necesidades abre un amplio campo para como profesionales contribuir con soluciones".

Julia Guillén expresa: "Todos sentimos la necesidad de contar con un espacio que nos brinde protección, privacidad y comodidad, el cual, aunque entre 4 paredes, nos hace sentir libres: nuestra vivienda. Pero una vivienda no es solo paredes y techo, es el conjunto de diversos componentes que deben definir un modo de vivir dignamente: infraestructura, servicios básicos, seguridad y confort. Nuestra tarea es dar soluciones para armonizarlos".

Andrés Plaza manifiesta: "Adentrarse por primera vez como profesional en un sector popular es toda una experiencia. Allí, los técnicos enfrentamos la realidad de las necesidades que viven muchas familias y que muchos desconocen. Ver hacinamiento, falta de servicios básicos, mala praxis constructiva, casas poco seguras, me hizo entender que mi profesión, más allá de dar soluciones técnicas, es ofrecer conocimientos y dar ayuda al que la solicite. Hoy estoy claro que puedo ejercer mi profesión con sentido social".

La tarea continúa...

R. ALEXIS DELGADO
Fundación Vivienda Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada