jueves, 20 de junio de 2013

Males de la Libertador se extienden a las adyacencias

La inseguridad, la prostitución, el colapso de servicios básicos como el agua potable y la electricidad y el caos vehicular se han agudizado en los últimos meses en las zonas residenciales ubicadas en las adyacencias de la avenida Libertador, la parte baja de La Florida y Las Palmas. 

Germán Tosta, dirigente vecinal de la zona, denuncia que lo más grave que está sucediendo es la inseguridad y prueba de eso el fin de semana pasado asesinaron a una joven de 19 años e hirieron a su padre en el momento en que iban llegando a su casa en La Florida, a pocos metros de la avenida Libertador. No se trata de discriminar, agregó, pero desde que se construyeron unas ocho torres nuevas de la Gran Misión Vivienda en la avenida Libertador y en las calles paralelas los hechos de inseguridad se han agudizado.

Afirma que la mayoría de los vecinos que tienen más de 50 años allí. "Nos recogemos desde las 6:30 de la tarde y cuando salimos a cenar o a cualquier evento familiar nos venimos en cambote para cuidarnos entre todos. Eso que ocurrió el fin de semana es muy lamentable, que maten a un joven para robarle el vehículo".

También revela que en los 57 años que lleva en esa comunidad, "es la primera vez tenemos problemas con el vital líquido y la electricidad. Semanalmente se nos va el agua; y cuando no, hay poca presión, mientras que el servicio de luz también falla frecuentemente".

Por su parte, Alberto Suárez, quien reside también en el sector, se quejó porque las aceras que eran para caminar los peatones fueron tomadas por los edificios de Gran Misión Vivienda para colocar los materiales de construcción.

"Uno tiene que caminar por las calles y si tropiezas a algún motorizado te atacan unos 30 motorizados que también viven en esos nuevos apartamentos y utilizan las calles y aceras para estacionar las motos allí".

Por su parte, Tamara Nieves, dirigente vecinal de la parte baja de La Florida, afirmó que todos los problemas de la avenida Liberador han extendido sus tentáculos a esta zona: invasiones, inseguridad, caos vial y deficiencias de servicios públicos. "Eso nos esta afectado a todos los vecinos de aquí", dijo.

Los sitios más críticos son las avenidas Juan Bautista Arismendi y Los Jabillos. A diario se registran arrebatones por parte de bandas de motorizados que se han apoderado de esas vías, afirmó. "Nosotros nos sentimos abandonados por la alcaldía de Libertador, a pesar de que el mismo Jorge Rodríguez es vecino de este sector, al igual que otros altos funcionarios del Gobierno que han comprado apartamentos en esta parte de la ciudad", indicó Nieves.

Fecha: 19-06-2013

Fuente: El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada