lunes, 22 de julio de 2013

Desde noviembre 2012 hay 265 casas por protocolizar


Una medida especial de intervención pesa sobre la urbanización Auyantepui, ubicada en la hacienda El Encantado de Macaracuay, desde febrero de 2011. Allí 265 familias reclaman la protocolización de sus viviendas desde noviembre de 2012, indica Ricardo Robles, residente de la comunidad.

Robles asegura que parte de las edificaciones de la urbanización Auyantepui fueron culminadas por constructoras privadas hace un año y a la fecha la mayoría de las familias esperan registrar sus viviendas.

"La junta interventora entregó las llaves a algunas familias para mudarse y vivir en sus apartamentos mientras protocolizan sus inmuebles. Pero necesitan tener sus documentos en regla", dice Robles.

Alonso López, vecino, destaca que la urbanizadora de la hacienda El Encantado del municipio El Hatillo (Metro Urbe) tuvo problemas económicos porque al parecer no le pagaban la alícuota de reintegro por construir vías, aceras y demás servicios del complejo Auyanyepui y otros tres urbanismos cercanos. "Necesitábamos firmar documentos y ese proceso se trabó por completo. Luego Metro Urbe perdió la hipoteca de los terrenos del urbanismo Auyantepui y el banco tomó posesión de los mismos. Ahora la Junta Interventora del Estado quiere apoderarse del resto de los terrenos en El Encantado", enfatiza.

Antonio Osorio, propietario, recordó que en el urbanismo Auyantepui solo falta culminar tres grandes edificios de once pisos tras la intervención de la constructora Edifica. "Es tan importante agilizar la protocolización porque eso nos llevará a crear una junta de condominio que se dedicará a mejorar en al menos 80% la seguridad en Auyantepui", destaca.

Osorio recuerda que en ocho meses los vecinos han tenido que renovar documentos que luego no se registran. "Al menos a las dos constructoras que trabajan en Auyantepui les paga el banco directamente y así se agilizan las obras".

Otros vecinos de Auyantepui reclaman mejoras en canchas deportivas, áreas de estacionamiento y salón de fiesta, jardines y cercas perimetrales para evitar más robos de apartamentos en el urbanismo.

La semana pasada desconocidos se metieron en un apartamento del piso 2 de la urbanización Auyantepui, a pesar de contar con vigilancia que temporalmente paga la Junta Interventora del Estado.

"También se metieron en un apartamento del piso 7 y se llevaron televisores y demás enseres", indica Osorio, quien junto a sus vecinos colabora con algunos recursos para resolver las fallas en materia de seguridad, mantenimiento, compra de insumos para la limpieza de áreas comunes e instalar servicios para el beneficio de todos sus vecinos.

Fuente: El Universal
Fecha: 22-07-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada