jueves, 4 de julio de 2013

La UCV no recibe presupuesto para su condición de patimonio




 "El Consejo ha destinado más de dos millones de bolívares para restaurar obras" "Es necesario hacer un llamado a trabajar en función de la conservación del patrimonio"

La Ciudad Universitaria es una de las cinco universidades que son patrimonio mundial de la humanidad. Con más de un centenar de obras que atender y escasos recursos, el Consejo de Preservación y Desarrollo (Coprd) enfrenta el reto de conservar ese patrimonio vivo.

-¿Cuál es la situación actual de las obras de arte?

-En mayo del año pasado se realizó un diagnóstico del estado de las obras de arte, un total de 107, que básicamente consistía en cuatro tipo de situaciones: 41 obras que requerían de mantenimiento uno, algo elemental que es limpiarlas. Un mantenimiento dos ( 29 obras) que es un correctivo que podía ser hecho en casa por nuestro personal de auxiliar de conservación de arte, con ellos nosotros hacemos pequeñas intervenciones. El tema que más nos compete ahora y con el que tenemos complicaciones es en el mantenimiento tres (38 obras) que requieren restauración. Luego el cuarto nivel que son obras (47) cuyos espacios han sido intervenidos y requieren ser desalojados para que ellas vuelvan a adquirir su valor original.

-Tras los disturbios de hace par de semanas, ¿cómo les afecta su cronograma?

-Hay que recordar que esa misma pieza, de Oswaldo Vigas en el rectorado, fue afectada en 2009, cuando un carro se incendió allí y se afectó pero no tanto. Sin embargo, tuvo que ser intervenida por el doctor Fernando Tovar. Esta vez lo volvimos a llamar y pasó un presupuesto que es de 374 mil bolívares, obviamente este dinero no está ahorita en el rectorado. Pero nosotros a petición de la comunidad universitaria estamos abriendo la posibilidad de que nos vayan dando el dinero poco a poco. Los egresados, las personas interesadas nos vayan depositando en una cuenta de ingresos propios que tiene el Copred y vamos a poner a disposición.

-¿Con qué recursos cuenta la Ciudad Univesitaria como patrimonio mundial?

Nosotros tenemos dos presupuestos; el de Copred que es mínimo, pero con el que logramos hacer algunos trabajos, es algo así como un millón doscientos al año para todos los gastos. El consejo no cuenta con una partida especifica para obras entonces tenemos que pedirlos en rectorado, pero al hacerlo entramos en una cola. No solamente son las obras de arte y edificios patrimoniales lo que atienden sino, es el comedor, toda la parte de impermeabilización. La universidad no recibe un presupuesto para su condición como patrimonio.

-¿Sería lo ideal contar con un fondo por su categoría?

-Sí, en eso estamos trabajando. Se ha hablado mucho en las reuniones con la Unesco pero no llegamos a concretar. También hablamos de la creación de un fondo que pueda recibir donaciones o aportes, que pudieran ser manejados de una manera más ágil para atender las necesidades del patrimonio. Cuando se habla de crisis presupuestaria es muchos más complejo que si dieron o no el dinero.

-¿A qué se refiere?

-Por ejemplo nosotros en la Unidad de Obras de Arte tenemos cuatro personas, había otra que se jubiló el año pasado y todavía no hay reposición de cargo. Hay un gran porcentaje de obras que solo necesita mantenimiento preventivo pero es que aún ese es difícil para nosotros, porque nada más tenemos esas cuatro personas. Otro problema es la posibilidad de nosotros de poder acceder a comprar instrumentos para la limpieza; por lo menos una Jenny, que es una grúa pequeña que todos los museos del mundo tienen. Pero aquí la tiene es Cultura, que nos la presta pero eso depende de la disponibilidad. No tenemos carro, cuando hay que transportar los andamios tenemos que solicitar ayuda a Mantenimiento, que sí tiene los vehículos. Realmente el tema de las obras de arte va más allá de solamente de un presupuesto sino que tiene que ver con todo un sistema de niveles de actuación que necesitamos.

-¿Qué obras han podido reparar con su presupuesto?

-El Consejo ha destinado más de dos millones de bolívares, durante estos cinco años, a restauración de obras. Una buena parte es María Lionza, que aunque no pertenece a la colección Síntesis de las Artes es un bien de la universidad.

-¿Y qué ha pasado con ella?

El año pasado en febrero se le envió una carta al alcalde del municipio Libertador, en la cual la rectora le manifestaba que la pieza está restaurada y puede volver a su sitio. La pieza estaba restaurada desde 2009 pero cuando yo entré aquí, en 2010, notamos que tenía una pequeña fisura y se volvió a llamar a los restauradores. Ahora está perfecta para volver a su sitio, donde pusieron una replica inconsultamente, pero no hemos recibido respuesta.

-¿Por el deterioro está en riesgo que la Ciudad Universitaria pierda su categoría de patrimonio mundial?

-Este es un sitio de patrimonio cultural que está vivo, está luchando pero no está abandonado. Hay una institución encargada, un consejo de preservación y desarrollo que fue una petición de la Unesco en el momento de la declaratoria, hace casi 13 años. Ellos (la Unesco) están igualmente que nosotros preocupados por algunas situaciones de la Ciudad Universitaria pero aquí hay un personal especial que está trabajando. Yo sí creo que en este momento no estamos en riesgo pero hay que llamar la atención porque este tipo de acciones (los disturbios de hace par de semanas) no ayudan en nada a proteger un sitio de la calidad de la universidad. Hay necesidad de hacer un llamado a la colectividad, al Estado venezolano y a la misma comunidad universitaria a trabajar en función de la conservación del patrimonio.

-Anualmente se publica la lista de patrimonio en riesgo ¿hay posibilidad de que la universidad aparezca allí?

-La lista de patrimonio en peligro no es algo a lo que haya que tenerle miedo. Lo que pasa es que si la manejas desde el punto de vista errado se convierte en un castigo. Es una manera de poner una luz de alerta. En 2004, Coro y su puerto entraron en la lista, y aún no han salido, porque tenían que restituir la institución a su cargo, realizar un plan de manejo y recuperar ciertos daños. Pero la Ciudad Universitaria tiene eso, tiene a un personal trabajando por ella.

VALENTINA OVALLES R. , MARÍA EUGENIA BACCI , DIRECTORA DEL COPRED | EL UNIVERSAL

Fuente: El Universal
Fecha: 30-06-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada