viernes, 2 de agosto de 2013

Los problemas se originan en las obras de los alrededores


Criada en el barrio Isaías Medina, en Petare sur, Ingrid Palacios siempre quiso comprar un apartamento en Paulo VI, cosa que finalmente pudo hacer hace 15 años.

Cuenta que entonces era una flamante urbanización que para su acceso contaba con una vía de cuatro canales, contaba con un polideportivo donde hacían vida treinta equipos de beisbol menor y además tenía el privilegio de estar relativamente aislada del entorno, pues no se habían levantado otros conjuntos residenciales porque a la zona la atraviesa la falla geológica de Turumo.

La vía hace ya siete años que perdió dos de sus canales y también los postes que la iluminaban, el polideportivo se hundió y allí no sepuede practicar ningún deporte, mientras que alrededor se ha llenado de gigantescos complejos habitacionales (El Morro y El Encantado) que han provocado movimientos de tierra que tienen muy preocupados a los vecinos de Paulo VI.

Palacios sabe muy bien que la calidad de vida ha ido en descenso en toda Caracas desde hace ya muchos años, pero duda que exista otro lugar en donde este declive sea tan marcado como en esta urbanización. Y llama la atención sobre el hecho de que todos los problemas tienen su origen en obras de construcción: "Oye, si no van a ayudar, por lo menos no destruyan lo que ya existe".

Fuente: El Universal
Fecha: 31-07-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada