miércoles, 7 de agosto de 2013

"No hay cambios de zonificación que desmejoren a los propietarios"


El 29 de julio el Concejo Municipal de El Hatillo arrancó el proceso de consulta pública sobre el proyecto de Ordenanza del Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL) que, tras no haber sido admitido en julio de 2012, ahora tiene 60 días continuos para que los residentes del municipio le incorporen sus observaciones y que la Cámara decida luego su aprobación.

"No hay cambios de zonificación que desmejoren a los propietarios", aclara Fernando Ramos, director de Planificación Urbana del municipio sobre un plan que se elaboró durante ocho meses, costó 650 mil bolívares y prevé acabar con la visión de El Hatillo como municipio dormitorio.

-El PDUL ha sido la gran promesa de la actual alcaldesa, ¿para qué servirá?

-Los problemas del municipio son de movilidad, seguridad y presupuesto; para resolver eso, el plan propone cambios en función de un diagnóstico previo. El problema de movilidad tiene que ver con el empleo porque la mayoría sale de El Hatillo para trabajar, de educación porque dos de cada tres niños salen del municipio para ir al colegio y con la falta de vialidades importantes. En el tema de seguridad y presupuesto, el problema fundamental es de recursos, y este tema se resuelve con más centros empleadores que contribuyan desde el punto de vista fiscal. Mucha gente se pregunta ¿cómo se financia el plan? Se financia con esos mismos recursos, cuando tienes 95 mil nuevos empleos implica que debe haber cierto número de empresas y que cada una de ellas paga impuestos.

-¿Cuánto empleo hay hoy?

-Actualmente hay un empleo por cada cinco habitantes y esos 95 mil implicaría que haya un empleo por cada dos habitantes con lo cual no sales, tienes más calidad de vida, no creas conflictos en otros municipios y adicional a eso generas un financiamiento. Nosotros estamos recibiendo entre 30 y 35 millones de bolívares producto de ingresos propios y cuando el plan esté completo estaremos percibiendo casi 240 millones por recaudación.

-El municipio ha crecido desproporcionadamente... ¿Qué se ha hecho en la Alcaldía para darle freno?

-Se aprobaron muchos permisos en los últimos tres meses de la gestión anterior y con los permisos aprobados no se puede hacer nada. Lo que sí logramos hacer con algunos promotores fue explicarles que sus proyectos estaban excedidos y que dejarlos así es pan para hoy y hambre para mañana, que la gente iba a estar hacinada, que las áreas verdes no iban a cumplir. Les hicimos ver que eso era una estafa al municipio y a sus propios compradores y conseguimos racionalizar bastante.

-¿Cuánto se permitió?

-Se aprobaron como 40 mil habitantes, que vienen siendo 15 mil apartamentos. En la gestión de Myriam (Do Nascimento) ha habido poco movimiento y para lo que se ha dado permiso ha sido muy estricto.

Por otra parte, en función del plan, tratamos de que las promotoras diseñaran sus urbanismos de manera de consolidar sus servicios que es lo que no estaba pasando. Y logramos crear pequeñas centralidades (5 en total) que son urbanismos que dentro de ese macro desarrollo tienen un centro donde están los colegios, la iglesia, las áreas deportivas, como complementarias entre sí y que sirven a un conjunto de viviendas y que hemos tratado de ubicarlas de manera tal que no queden metidos dentro de la urbanización sino lo más cercano posible a las vías principales.

-Todo el proyecto implica cambio y la gente generalmente se resiste a eso...

-El plan se vende solo cuando le dices a la gente que hay problemas de movilidad, de presupuesto, que no hay cupos en los colegios, que no tenemos clínicas en El Hatillo. El plan resuelve eso.

-Pero lleva tiempo...

-Esto es un plan a 20 años y él mismo prevé que al final de los primeros cinco se debe evaluar. Yo siento que con todo el proceso de aprobación la gente se va a concienciar un poquito de eso y va a empezar a ver cambios no al día siguiente, pero por ejemplo, siguiendo los lineamientos para este año se deben empezar a construir cuatro nuevos centros educacionales que deberían ofrecer tres mil nuevos cupos para 2014.

-¿Qué hace falta para que esto pase del papel a la realidad?

-Que se apruebe el PDUL que en sí genera sus propios instrumentos financieros porque hay un plan económico priorizado y dolarizado que lo acompaña. Entonces todas esas obras están priorizadas y el próximo alcalde cuando llegue dirá "de mis ingresos, estas son las prioridades" y destinará eso porque habrá áreas comerciales que generaran esos recursos.

-Hay un terreno en La Boyera que ha sido polémico por la construcción de una clínica. En el PDUL la zonificación de la tierra es asistencial aunque los vecinos no están de acuerdo, ¿por qué mantenerlo?

-La Cámara Municipal modificó el uso de asistencial a residencial pero no ha podido oficializar eso por un tema legal que está en tribunales. Estamos convencidos de que lo racional allí es que se mantenga el área residencial pero no creímos propicio que nosotros dijéramos que íbamos a cambiar eso. Hay un momento para hacerlo y es ahora que hay una consulta pública. Estoy seguro de que los vecinos de La Boyera recogerán sus firmas y las llevarán a las Cámara que tendrá una nueva oportunidad, al margen del litigio que hay actualmente, para proponer el cambio.

-En 2012 se le dio un voto de censura y responsabilidad política tras la no admisión del PDUL, ¿qué ha significado eso para usted?

-Nada. Ni me lo han formalizado ni nadie me ha llamado para decirme algo.

-Se construyó un distribuidor vial en la subida a Los Naranjos por el nuevo Sigo. ¿qué cambios representa la estructura para la zona?

-El impacto vial que traerá Sigo ameritaba eso y el municipio pidió que se construyera el distribuidor allí. La obra fue pagada por el promotor en compensación a una deuda que tenía con el municipio.

-¿La estructura al lado para qué servirá?

-Es la nueva sede de la alcaldía de El Hatillo -actualmente se reparte entre el pueblo El Hatillo y La Boyera- y la levanta la promotora dentro del mismo convenio. Estimamos que esté lista en diciembre.


Fuente: El Universal
Fecha: 05-08-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada