lunes, 2 de septiembre de 2013

Comprar una vivienda con Faov requiere una inicial de 50%


El financiamiento crediticio de hasta 350 mil bolívares que proveen los fondos oficiales administrados por el Banco Nacional de Vivienda (Banavih) quedó muy por debajo del valor real de los inmuebles del mercado primario y secundario. La inflación, que ha elevado los precios de las viviendas de forma exagerada en el último año, obliga a muchos a destinar una mayor inicial, hasta de 50% en promedio, para comprar su vivienda.

Aunque en las normas referentes a los contratos de compra y venta de viviendas, publicada en febrero de este año en la Gaceta Oficial N° 40.115, se establece que la inicial requerida en una transacción no debe exceder del 10% del costo total del inmueble; a menudo se observan avisos de venta que exigen una inicial de 50% y 60% para cerrar el negocio.

Los recursos del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (Faov) y el Fondo de Ahorro Voluntario para la Vivienda (Favv) no solo se quedaron cortos al momento de comprar una vivienda en Maracaibo, sino que su liquidación sigue tardando más de seis meses.

Carlos González, agente inmobiliario cuenta que lo que está imperando en las operaciones de compra y venta de inmuebles son las transacciones de contado, “los vendedores no quieren exponerse a perder dinero, los precios cambian muy rápido y los créditos de la llamada ley de política tardan mucho en liquidarse”.

Para muchos la política habitacional que implementa el Estado necesita severos cambios. En abril de este año, los créditos Faov pasaron de Bs. 300 mil a Bs. 350; pero a juicio del presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini, eso no alcanza para que una familia de la clase media adquiera un inmueble.

El economista Andrés Santeliz explica que los precios de los inmuebles están siendo impulsados por la falta de oferta en el mercado, tanto primario como secundario. Dado que la Misión Vivienda no atiende a la clase media.

Por otra parte, el presidente de la Cámara de la Construcción del Zulia, Rafael Guedez, aseguró a este rotativo que los fondos de los subsidios son altamente insuficientes para los requerimientos de vivienda de la población, en especial de la clase media. “Los subsidios están por encima de la capacidad del Estado, ahora dependen de los créditos adicionales”, comentó Guedez.

El agremiado explicó que la legislación habitacional de 1999 prevía un fondo que se nutría con el 5% del presupuesto nacional para atender el tema del subsidio habitacional; pero después de las modificaciones de 2005 y 2008, esta materia, la aprobación de recursos para subsidios, quedó a discreción de la figura del presidente de la República.

“Hablar de ocho meses de espera (para un crédito Faov), con una inflación que ronda el 50%, es un problema. Cómo una familia o una empresa constructora puede soportar esto, se va a una situación de quiebra”, expresó.

El crédito Faov también está por debajo del tope establecido para que el sector privado construya (Bs. viviendas de hasta 500 mil ) con recursos de la gaveta hipotecaria obligatoria.

En ese sentido, Guedez destacó que el sector privado no está presentando proyectos. “Hay un dinero ocioso en esa cartera”, la demanda privada no alcanza ni el 10% de esa gaveta hipotecaria para el constructor, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada