miércoles, 2 de octubre de 2013

8 reglas para la inversión en Bienes Raices


La inversión en bienes inmuebles es un negocio casi seguro pero existen una serie de recomendaciones que debes tomar en cuenta antes de emprender esta diversificación.
  1. Revisa la cuestión legal de la propiedad que estás comprando para no tener problemas. El objetivo es comprar algo que esté legalmente a prueba de balas. Asegúrate de que los pagos de predial estén al día y que no haya un gravamen sobre la propiedad. Incluso es recomendable que revises quién es el propietario, si está casado por bienes mancomunados, te conviene saber si su pareja está de acuerdo con la venta del inmueble.
  2. Haz un estudio de mercado. Analiza la zona, averigua el precio por metro cuadrado de otros inmuebles para que veas si el que deseas adquirir está al mismo nivel. Si el precio está por encima de los niveles de mercado pero crees que hay una buena expectativa de crecimiento, adelante con la compra, sólo toma en cuenta que tu riesgo es mayor.
  3. Analiza el crecimiento. Averigua si hay planes de desarrollo en la zona, por ejemplo, si hay planes de nuevas vialidades o un centro comercial. Recuerda que esto puede estancar tu plusvalía un tiempo y luego resultar en un crecimiento interesante.
  4. Lee un estudio general de las expectativas macroeconómicas del país en el que estás comprando, si hubiera algún artículo o estudio sobre la región en particular, mejor. La idea es que estés informado de lo que los expertos esperan, qué es lo que visualizan en la zona y por qué puede o no ser una buena oportunidad para invertir.
  5. Revisa el estado estructural del inmueble. Una estructura con fallas puede causarte costos extras en la remodelación que planees hacer al inmueble. Busca un experto que te asegure que la estructura está sana, eso te puede ahorrar bastante dinero.
  6. Recuerda que invertir en bienes inmuebles implica paciencia, pues deberás estar atento de si tus inquilinos pagaron o no, si es que rentas. Si lo que tienes es un edificio, entonces debes considerar gastos de administración y mantenimiento.
  7. Considera los créditos hipotecarios al hacer la compra. Las tasas de interés están en los niveles más bajos de la historia de México y este instrumento te puede ayudar a financiar el bien para no quedarte sin liquidez. Además, te permite aprovechar la deducibilidad del impuesto sobre la renta y obtener seguros de vida, desempleo y daños en el inmueble.
  8. Asegura tus ladrillos y tu inversión. Lo último que quieres es comprar un departamento y no tenerlo asegurado. Asume este gasto para poder enfrentar contingencias y no perder tu inversión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada