martes, 22 de octubre de 2013

Martini Pietri: el Gobierno centralizó la vivienda, “decide dónde se construye y a quién se le otorga”



El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, denunció la “centralización” del sector vivienda por parte del Gobierno Nacional, no sólo en la construcción sino también en la comercialización, reseñó el diario El Impulso este lunes.
Pietri explicó que el Ejecutivo ha centralizado las labores de construcción a través de la Misión Vivienda Venezuela y del número 0-800 Mi Hogar. Desde el punto de vista de la comercialización, indicó que el Estado ha asumido el manejo de los fondos de las políticas hipotecarias, de la política habitacional y también de la Ley de Arrendamiento.
Para el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, el Gobierno se ha convertido en una gran comercializadora. Agregó que todos los constructores que trabajan para la Misión Vivienda deben entregarle cada unidad habitacional construida al Estado, y éste es quien decide dónde se construye, cuándo, cómo y a quién se le otorga.
A continuación el texto completo de la noticia:
El mercado inmobiliario de arrendamiento se acabó en Venezuela, producto de las políticas erradas de ese Gobierno aplicadas al sector, asegura el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, en el marco de la inauguración de la exposición Construya Vivienda 2013, la cual estará abierta hasta el 20 de octubre en el nivel C-2 del CCCT, en Caracas.
Al preguntarle sobre el mercado inmobiliario en Venezuela aseveró: “Está muy complicado por muchísimas razones. Primero, por la visión del gobierno de querer centralizar todo lo que tiene que ver con el sector de vivienda en el país, no sólo de la comercialización de la vivienda, sino de la construcción”.
Señaló que la construcción lo está haciendo a través de la Misión Vivienda, de lo que es 0-800 Mi Hogar, el manejo de los fondos de las políticas hipotecarias del país, de los ahorros, conocidos como la política habitacional, y también a través de la ley de arrendamiento.
“Todas esas viviendas que se están haciendo a través de estos mecanismos que te nombré, la están centralizando en la administradora nacional bolivariana, que no es otra cosa diferente a una gran comercializadora, donde todos los constructores que le hacen vivienda al gobierno tienen que depositar su vivienda, y el gobierno, es quien decide dónde, cuándo y a quién le otorgan la vivienda”.
- ¿Qué ha pasado con la Misión Vivienda?
- La Misión Vivienda no ha dado los resultados que se esperaban, básicamente por una falta de planificación, de visión futuro, eso fue como consecuencia de haber utilizado la Misión Vivienda como una promesa electoral que se usó en la campaña del presidente Chávez, y ahora se utiliza en las campañas de alcalde. Misión Vivienda no va a cumplir con los objetivos de este año, el objetivo está en 380 mil viviendas y no llevan ni 100 mil para el mes de octubre. No hay materia prima, no hay fondos, ni dinero; además hay problemas con Sidor y con la cementera, todo esto en un país rodeado por la escasez y la falta de planificación. Porque lamentablemente las políticas del gobierno, en 14 años de revolución, no han hecho otra cosa que seguir aumentando el déficit habitacional, tal como se demuestra con las cifras.
- ¿Cómo un venezolano adquiere una vivienda?
- Es un tema difícil, pareciera que uno está tratando de demostrar que no hay esperanzas. Pero por supuesto que hay esperanzas, porque la Cámara Inmobiliaria de Venezuela se ha empeñado en participar, de estar y de aportar ideas.
-¿Cómo ha afectado la ley de arrendamiento en el país?
- Lamentablemente no hubo forma de que el gobierno entendiera, en este caso los asambleístas, lo dañino que iba ser esa ley. Dos años después podrán decir lo que quieran, pero la ley acabó con las posibilidades de que los venezolanos tuvieran una vivienda digna a través del alquiler. Violentó la propiedad privada de muchos venezolanos que habían ahorrado en vivienda para que una parte de ese ingreso los ayudara. Lamentablemente el mercado inmobiliario de arrendamiento se acabó en Venezuela, hoy en día simplemente no hay. Ahora le echamos la culpa a los precios, pero eso es otro tema.
Por: Mayelit Valera
Diario El Impulso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada