martes, 5 de noviembre de 2013

El cemento se vende a precio de oro en El Litoral



Remodelar la casa para la época decembrina se convierte en una labor titánica para los lugareños, pues escasean los materiales de construcción y, lo poco que se consigue, cuesta un realero.
Los rubros que más fallan son cemento gris para mezcla, pego, cemento blanco, pintura y cerámica. Esos son también los más solicitados por los albañiles, según relataron ferreteros consultados por ÚN.
Constru Hierro (Urimare) sólo despacha mercancía miércoles y jueves. Restringen la venta a dos sacos por persona, pero si el cliente compra otros insumos en el establecimiento le venden cinco sacos de cemento. No dijeron el precio.
En materiales La Primera (Urimare) se consigue el saco del aglomerante en Bs 60, pero dejan llevar uno solo por persona. En Lo Pilato (Catia La Mar) lo venden a Bs 65, cuando llega.
El local más surtido, en los últimos días, ha sido Aqui’ta, en el sector Las Tunitas (Catia La Mar). Han tenido la suerte de que los distribuidores les despachen rápido. Venden el saco del material a Bs 50.
Los ferreteros aseguran que este mes saldrá a la venta el último lote de cemento destinado a este año. Las fábricas suelen cerrar y los distribuidores toman vacaciones colectivas. 
La mezcla que sí se consigue es a granel, pero es difícil el traslado, si no está embolsado.
Yoel Salas, maestro de obra, destacó que, en 22 años que tiene en el oficio, es primera vez que ve una escasez de estas dimensiones.
“Hay que hacer cola y madrugar para poder conseguir unos cuantos productos y, los pocos que se encuentran están a precios muy altos, como el cemento, que oscila entre Bs 50 y Bs 80. Las cabillas desaparecieron”, indicó Salas.
Agregó que el cemento blanco es “oro en polvo”. El que se consigue viene de Colombia.
“Si el Gobierno tiene el mando de Cemex de Venezuela, ¿por qué falta tanto este material? Los trabajadores aseguran que escasean las bolsas”, indicó Salas. 
Otros albañiles afirmaron que en la Ferretería Socialista no hay material. Los compradores hacen cola para anotarse en una lista de espera. Los llaman cuando llegan los productos, pero no se completa un pedido, pues siempre falta algo. 
“Tuve que ir a Maracay (Ar) a comprar lo necesario para hacer un carateo. Otro lío fue encontrar cómo trasladarlos a La Guaira”, relató el maestro de obra.
Los afectados solicitan a las autoridades nacionales una pronta solución a este problema de abastecimiento. 
Fuente: Últimas Noticias. 28 de octubre de 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada