lunes, 11 de noviembre de 2013

Perseveracia: Fuerza que te hace brillar



La Perseverancia: Es una fortaleza emocional que implica hacer que las cosas sucedan. “La perseverancia es la virtud por la que todas las demás virtudes dan su fruto”.
La Psicología Positiva explica que es esa fuerza interior que nos permite llevar a buen término aquello que emprendemos, es terminar lo que empezamos con constancia y persistencia, aunque existan obstáculos. Y depende de:
  1. Tener Capacidad de Decisión. Claridad en las Metas. Saber qué es lo que realmente queremos y hacer que eso que deseamos ocurra en vez de dejarlo al azar. Implica tener la habilidad de identificar y analizar para elegir entre una gama de opciones asumiendo cualquier riesgo.
  2. Creer en lo que hacemos. Es una Fuerza que nos da la confianza en nosotros mismos dada por el autoconocimiento y la autovaloración. “Yo voy a mi”
  3. Ser Valiente. Tener coraje, fuerza para no dejarse intimidar ante cualquier riesgo, cambio, dificultad o dolor.
  4. Tener Pasión. Afrontar las situaciones con entusiasmo y energía. Hacer las cosas con convicción y dando todo lo mejor de uno mismo.
  5. Disponer de una alta motivación. Es un impulso que nos mueve a la acción y nos acerca a la consecución de un objetivo.
  6. Tener un profundo sentido del compromiso que nos impide abandonar las tareas que comenzamos, y nos animan a trabajar hasta el final. Es sentir obligación.
  7. Disciplina. Ser Constante. Lejos de amilanarnos frente a las dificultades o la adversidad, sacar más fuerza para redoblar nuestros esfuerzos, con gran determinación, para conseguir los objetivos que nos hemos fijado.
  8. Tener Paciencia para sortear los obstáculos que se nos presentan en el camino, si no perdemos de vista nuestras metas y luchamos contra el cansancio o el desánimo, sentiremos una incomparable satisfacción cuando tengamos ante nosotros el fruto de nuestro esfuerzo.
  9. Tener fuerza de voluntad. Esa capacidad consciente para realizar algo con intención y acercarse a la meta.
  10. Ser Integro. Ser perseverante implica ser una persona congruente entre lo que uno piensa, dice y hace.
Constancia
Se cumple la ley de “El que persevera alcanza”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada