jueves, 12 de diciembre de 2013

12 claves para pasar de soñador a emprendedor



Los seres humanos somos soñadores por naturaleza. Desde niños poseemos una gran capacidad para soñar con las cosas más maravillosas y lo mejor es que también poseemos una enorme capacidad para convertir nuestros sueños en realidad. Lastimosamente, todos somos soñadores en potencia, pero solo unos pocos emprendedores logran sus sueños.
En esta ocasión quiero compartirte una serie de consejos para despertar el emprendedor que llevas dentro y puedas lograr tus más anhelados sueños.
Recuerda que la principal diferencia entre un soñador y un emprendedor está en las acciones que realizan cada día. Soñar es maravilloso, pero es más maravilloso levantarse cada día a trabajar sabiendo que estas caminando por un sendero donde tus sueños son tu guía. Bien, aquí van las doce claves para pasar de soñador a emprendedor. Si quieres añadir alguna otra clave, por favor deja tu comentario.
  1. Convierte tus sueños en planes: Mientras los soñadores esperan un golpe de suerte que los acerque a lograr sus sueños, los emprendedores toman sus sueños y los convierten en objetivos y metas para luego elaborar un plan que les permita lograr todo lo que se propongan.

    Los emprendedores son visionarios, pero no viven de ilusiones. Su día a día está marcado por la acción y la adrenalina. Sueña todos los días, pero trabaja por acercarte a tus sueños.

  1. Sé apasionado: Hagas lo que hagas, siempre hazlo con pasión. Enamórate de tus objetivos y lucha todos los días por ellos. No hay nada grande que se haya logrado sin pasión y sin amor.

    Cuando te sientas cansado o con ganas de tirar todo por la borda será tu pasión la fuente de energía y motivación para continuar sin desfallecer. Un soñador se puede rendir ante el primer obstáculo... un emprendedor da hasta la ultima gota de sudor porque sabe que está dedicándose a algo que lo apasiona.

  1. Confía en tus propias capacidades: Hay muchas personas con grandes ideas pero que se sienten incapaces de llevarlas a cabo. Sus temores son más grandes que sus sueños y por ello deciden hacerlos a un lado.

    Confía en ti y en tus propias capacidades. Si sientes que tienes algo por aprender pues entonces levántate de la silla y ponte a aprender. Eres capaz de lograr cualquier cosa que te propongas, pero debes tener confianza y hacerlo todo con determinación.

  1. Organiza tus recursos y comienza a trabajar en tus planes: No te obsesiones con las ideas y con los planes. Actúa. No esperes el momento correcto porque nunca va a llegar. El momento es ahora!

    Mira a tu alrededor y date cuenta todos los recursos que tienes para poner en marcha tu emprendimiento. Personas, una mesa, una silla, una computadora, etc. Solo es cuestión de que pongas a trabajar tu mente y encontrarás un uso útil a tus recursos.

  1. Enfócate: Los soñadores quieren hacer 10 cosas a la vez y al final no hacen nada. Los emprendedores prefieren comenzar con una idea, no importa lo pequeña que parezca, y luchan hasta el cansancio por convertir esa idea en realidad.

  1. Únete a otros emprendedores y crea sinergia: Un soñador vive obsesionado con sus ideas y cree que otras personas se las van a robar. Los emprendedores saben trabajar en equipo y encuentran otras personas apasionadas para trabajar en pro del desarrollo de sus proyectos.

    Si puedes cumplir tus sueños solo, significa que tus sueños no son los suficientemente grandes.

  1. Conviértete en un líder: El liderazgo es un elemento clave para emprender con éxito. Descubre el líder que hay en ti y guía a tu equipo de trabajo hacía la victoria. Ten iniciativa y visión para llegar tan lejos como te lo propongas.

  1. Sé paciente, constante y disciplinado: El camino puede ser duro, pero con paciencia, constancia y disciplina vas a superar cualquier obstáculo que se cruce en tu camino.

  1. No te obsesiones con el éxito, mejor disfruta del camino: El éxito no es un lugar al que se llega sino el camino marcado por tus sueños e ideales. Disfruta cada día y haz todo con amor. Obsesionarse con el éxito solo te alejará de él.

  1. Toma decisiones radicales cuando sea necesario: La vida requiere de determinación. Muchas veces es necesario hacer a un lado la comodidad y los lujos para poder lograr algo grande. Debes tomar decisiones radicales siempre que la situación lo amerite.

    Desde chicos nos han dicho que las decisiones deben tomarse con la cabeza, pero la vida me ha enseñado que las grandes decisiones deben tomarse con el corazón. Alcanzar la felicidad requiere de un toque de locura.

  1. Aprende a decir NO!: Nos cuesta tanto decir NO!, pero los grandes emprendedores saben cuándo decir que NO. Muchas veces es necesario desistir de un proyecto para poder enfocarnos en otro. No hay nada más improductivo que decir a todo SI.

  1. Nunca dejes de aprender: Emprender es un proceso de constante aprendizaje y crecimiento. Preocúpate por aprender algo nuevo cada día y por vivir experiencias que alimenten tu alma y tu espíritu. Los emprendedores andan por la vida hambrientos de conocimiento, alimenta ese emprendedor que vive en ti.


Publicado por Javier Diaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada