lunes, 9 de diciembre de 2013

Empresarios exigen que regulación de alquileres evalúe ubicación del local

La regulación de arrendamientos comerciales prescinde en su cálculo de la ubicación del negocio, unificando todos los inmuebles de esta clase, hecho que Aquiles Martini, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), considera absurdo y carente de basamento técnico.

“Valdría igual un galpón, local o depósito, o si tiene piso de mármol o de tierra, techo de zinc o de platabanda, si tiene estacionamiento o aire acondicionado. Tampoco se toma en cuenta el impuesto de derecho de frente que pagan los propietarios. Se unifica lo rural y lo urbano”, manifestó Roberto Orta, presidente de la Asociación de Propietarios de Inmuebles Urbanos.

Martini dijo que en el caso de los centros comerciales se prestan servicios como seguridad, escaleras mecánicas, aire acondicionado o actividades de recreación. “Si es imposible de pagar se verá un deterioro”.

Señaló que debe diferenciarse la estructura de costos que supone la ubicación del negocio, pues un local en el bulevar de Sabana Grande, en Caracas, paga menos que uno dentro de un centro comercial, ya que no cancela por servicio de vigilancia o aire acondicionado.

De acuerdo con Martini tampoco se considera la ubicación dentro del centro comercial. “Es igual uno que está frente a las escaleras mecánicos, donde pasan todos los consumidores, a uno escondido o en un pasillo. Debería diferenciarse también entre las actividades que desarrollan los negocios”.

Además, explicó que durante los últimos años, algunos venezolanos optaron por ahorrar con activos en inmuebles comerciales y así protegerse de la inflación . Con ello, Martini sostuvo que se hace económicamente inviable la construcción de locales comerciales para alquilar.

Experiencia vivida

Se trata del mismo criterio que se utilizó en el arrendamiento de viviendas, apuntó Orta, quien acotó que esa ley tuvo efectos nefastos. “Traerá menos construcción, habrá menos empleos, menos construcción de oficinas y locales”.

A su juicio, el gobierno entra a regular los alquileres sin reparar el “desastre” que causó la Ley de Arrendamiento de Viviendas, porque se hizo de forma sesgada, por lo que invitó al Ejecutivo a abrirse a las consultas y la investigación antes de implementar los mecanismos descritos.

Martini observó que el presidente Nicolás Maduro ha dicho que no puede obligarse a los comercios a abrir en horarios establecidos. “La carencia de homogeneidas causaría disgustos en los consumidores”.

Condominio por las nubes

En Gaceta Oficial 40.305 se publicó el Decreto especial de control y regulación de arrendamientos comerciales, dictado por el Ejecutivo como una norma “transitoria”. El texto dejó sin efecto cláusulas que establezcan cánones en moneda extranjera; valoración de activos o valor agregado intangibles; ajustes periódicos durante la vigencia del contrato o porcentajes adicionales por ventas brutas.

Además, indica que el costo por condominio no podrá exceder del 25% del precio del canon. La medida entró automáticamente en vigencia.

Aún así, durante una inspección al centro comercial Super Centro Petare (Sambilito), el vicepresidente para el área social, Héctor Rodríguez, denunció que aún no se aplica el Decreto presidencial. “Se encontraron excesos en los costos de mantenimiento, multas en moneda extranjera estipuladas en los contratos de arrendamiento y un cobro de 8% sobre las ganancias extraordinaria, faculta única del Estado”.

El centro comercial reportó Bs. 1,3 millones durante noviembre, producto del arrendamiento de los locales comerciales, así como del pago del condominio y, a pesar de ello, Rodríguez criticó las precarias condiciones de las escaleras y los baños.

Por ejemplo, la tienda Petare Sports paga Bs. 15.680 mensuales en arrendamiento, cuando por sus 32 metros cuadrados, deberían cobrarse Bs. 8.000. Por mantenimiento, el negocio cancela Bs. 17.000, cuando no debería exceder de Bs. 2.000 (25%). “Con la medida dictada por el Ejecutivo tendrán un descuento de 70% que debe verse reflejado en los precios de venta al público”.

El negocio Vista Gourmet cancela Bs. 15.680 mensuales por arrendamiento y les corresponde pagar como máximo Bs. 11.500. Además, pagan Bs. 24.000 por mantenimiento cuando no debería ser más de Bs. 2.875.

“Se explica a los comerciantes las medidas y se garantiza que se inscriban en el Registro de Pequeños y Medianos Comerciantes”, explicó Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada