lunes, 16 de diciembre de 2013

La tecnología aplicada a la comercialización inmobiliaria



Las nuevas tecnologías son algo imprescindible a las que adaptarse e integrar el futuro de ladrillo y casi en cualquier sector. Cualquier agencia inmobiliaria con una mediana ambición que quiera mantenerse, progresar y superar a sus competidores se verá en la necesidad de recurrir a las nuevas herramientas tecnológicas para llegar a sus potenciales compradores de forma directa y efectiva.
Internet y sus múltiples plataformas para llegar al consumidor, así como los nuevos dispositivos móviles, visuales y digitales, se han convertido en algo fundamental para hacer una buena campaña de márketing. No obstante, aunque sea un canal más directo, la estrategia de comercialización debe seguir conservando un buen contenido esencial. “Sabiendo contra lo que competimos y a qué mercado va dirigido, lo fundamental es que venga información de muy buena calidad, por ejemplo, las fotografías, la descripción de la vivienda y el barrio”, apunta Rocío González Gasque, agente de RE/MAX Urbe y ponente de la escuela de formación RE/MAX, que además añade que la importancia de la “respuesta inmediata” que debe recibir el comrpador cuando solicite información vía web, blogs, smarthpones o redes sociales.
Internet y el correo electrónico
Un importante número de personas actualmente busca piso por Internet, por eso, la presencia de la cartera de pisos de una agencia inmobiliaria en los portales inmobiliarios toma relevancia a la hora de adquirir visibilidad en la Red. No obstante, el uso de Internet no solo debe quedarse aquí. “Poner un anuncio en el portal inmobiliario y tener una página web está bien, pero hace falta algo más”, señala Carlos Pérez-Newman, experto y consultor del sector inmobiliario.
“Si yo atraigo a 10.000 personas con una campaña de venta de viviendas, al menos 6.000 estarán interesadas en comprar, por eso, es fundamental hacerles un seguimiento a través del email marketing en sus correos electrónicos”, explica Pérez-Newman. Asimismo, es también fundamental el envío de un newsletter personalizado a los clientes así como un sistema de aletas por email o SMS que indique que el precio de una vivienda que les interesa ha cambiado.
Las redes sociales
La presencia en redes sociales también, en la mayoría de los casos es casi una obligación, aunque su estrategia debe estar muy pensada y controlada, pues una mala gestión de la venta de inmuebles puede espantar a los potenciales compradores. “La gente se mete en las redes sociales a modo de ocio y distracción, por eso, la venta directa puede molestar a muchos de los internautas, y puede generar rechazo”, comenta María Rosa Díez Flaquer, presidenta de la Asociación Española de Profesionales de Social Media. Algo que coincide con la agente de RE/MAX, Rocío González, que sugiere utilizarlas para darse a conocer y enseñar los productos con un mensaje sutil: “La gente entra en las redes sociales para socializar, no para comprar directamente”.
Siempre hay que tener una estrategia detrás, un calendario de contenidos y acciones a poner en marcha, para que no consideren que estamos haciendo ‘spam’“, advierte Fernando Rivero, CEO de Ditrendia, división online especializada en tendencias y estrategias de marketing online. Rivero recomienda usar en un primer momento, Facebook o Twitter como un canal para avisar a nuestros amigos y familiares de nuestra intención de vender nuestra vivienda y que ayuden en su difusión. Como parte de la información también se pueden compartir fotografías y vídeos de la vivienda a través de Facebook, Instagram, Pinterest o Youtube. Por otro lado, la publicación de anuncios directos es mejor que sea a través de Facebook Ads o de Linkedin Ads.
Móviles y ultradefinición
Las plataformas móviles que están viviendo una época dorada también son un canal que no se puede dejar de aprovechar. “La ventaja de los móviles es que los llevamos siempre encima o en el bolsillo“, destaca el CEO de Ditrendia. La creación de una aplicación móvil de nuestra agencia inmobiliaria y la utilización de otras para potenciar y promocionar nuestras viviendas son recursos muy útiles. Poner un código QR al lado de la ficha de la vivienda en la inmobiliaria, para poder ver más fotos, enlazarlo con la web de la vivienda, los planos o con vídeos de la misma será un recurso muy valioso. Tampoco hay que olvidarse de aprovechar el geoposicionamiento mediante el uso del GPS para que salte una alerta de una vivienda disponible cuando un potencial comprador esté en una determinada zona por si quiere aprovechar para verla.
Las nuevas herramientas de ultradefinición como las Google Glass y las experiencias inmersivas en 3D se dibujan como los soportes con más potencial para el futuro. “Las Google Glass permiten ampliar la información de la zona mediante el uso de la realidad aumentada, imaginarnos un cambio en la pintura de la vivienda que más se adapte a nuestro estilo, saber cómo quedaría en realidad un determinado sofá o mesa en una habitación determinada o hacer un vídeo con comentarios durante la visita a una vivienda, para poderla compartir después con algún amigo o familiar”, asegura Rivero. Por otro lado, el desarrollo de la tecnología 3D está empezando a hacer funcionar una visita simulada a una determinada vivienda sin necesidad de estar físicamente presentes, algo que podría beneficiar la venta de pisos a extranjeros.
“Estoy convencida de que una sola herramienta no es suficiente, sigo pensando que la mezcla de varias herramientas te hace estar presente en tu mercado ya que el público accede a ella a través de diferentes soportes o redes sociales, para eso van gustos”, comenta Rocío González Gasque de RE/MAX. Quien antes avance y arriesgue en estas herramientas tecnológicas antes, empezará a posicionarse mejor en el mercado con el consecuente beneficio de las ventas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada