lunes, 2 de diciembre de 2013

Transacciones Inmobiliarias



Para las operaciones de compra, venta y alquiler de inmuebles es importante la presencia de un corredor profesional que guíe a las personas que van a participar en este tipo de operación.

En opinión del licenciado Carlos Ramírez, periodista y corredor inmobiliario, la importancia de este profesional radica en que es una persona que se ha formado y capacitado para ejercer la actividad de corredor, que dispone de una experiencia que lo avala para lidiar en distintos escenarios que se puedan presentar en el curso de una negociación, y que sabe cómo buscar una solución efectiva para que se concrete la operación de compra o venta de un inmueble.

Explica que es un servicio como el de un corredor de seguros, o de un corredor de bolsa, y señala que la importancia que tiene este tipo de corredor "está en su knowhow, su experiencia profesional y su capacidad de relacionamiento en el área inmobiliaria".

"Este es el valor agregado que le da un corredor inmobiliario -agrega el licenciado Ramírez- y es la razón principal por la cual las personas que tienen tiempo para dedicarse a vender su inmueble, prefieren llamar a un profesional certificado para que les lleve a feliz término la operación de compra o venta".

Dedicación

Indica que las funciones de un corredor inmobiliario son: brindar asesoría a compradores y vendedores de inmuebles, tanto en área residencial como en área comercial; mantener un inventario de inmuebles razonable para ofrecer en venta y alquiler; captar inmuebles que se puedan vender en corto tiempo.

Para ello se deben tener al día los documentos del inmueble y el propietario debe tener el deseo sincero de vender, para que a última hora no cambie de parecer y el corredor pierda el trabajo realizado.

Añade Ramírez que otras competencias propias del corredor son atender a los prospectos de compradores; calificar al comprador; coordinar las citas para ver los inmuebles y, una vez seleccionado el inmueble, cerrar la negociación con una oferta de compra que deberá ser aprobada por el vendedor.

Además, debe coordinar con el abogado la redacción de los documentos necesarios, revisar las cláusulas y compromisos con las dos partes, llegar a un acuerdo de negociación y emitir un documento definitivo y aprobado por ambas partes involucradas en la negociación.

Por otra parte, también debe coordinar la firma de documentos en notarías y registros correspondientes y hacer seguimiento a los clientes después de haber visitado los inmuebles.

Esto en el proceso de aprobación de ofertas, previo a las firmas de documentos.

Importante saber

El único organismo autorizado para otorgar la certificación de corredor inmobiliario en nuestro país es la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

La Cámara otorga la certificación una vez que el interesado aprueba un curso intensivo que se dicta en un programa que dura un poco más de seis meses, en el cual se abordan las materias de mayor interés para un corredor para desempeñarse con negociaciones en el ámbito nacional e internacional.

En Venezuela no es obligatorio contratar a un corredor para transacciones en el rubro.

No obstante, la experiencia indica que son muchas más las operaciones inmobiliarias que se complican, que no se dan, o en las que resulta estafada alguna de las partes, cuando en la operación no interviene un corredor profesional.

Edén Valera



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada