martes, 4 de febrero de 2014

Las empresas dedicadas a la inserción laboral de personas de colectivos en riesgo de exclusión pueden lograr captar un número de seguidores "entre cinco y diez veces superior al resto" de empresas si son "proactivas" y aplican una estrategia a su comunicación en Internet a través de las redes sociales, según destaca un estudio del Observatorio de Economía Solidaria (OES) que analiza la actividad de las empresas del sector en Internet.
El documento enfatiza en "el marco idóneo" que suponen la web social y el arraigo de las redes sociales entre la población "para generar negocio" en el ámbito de las empresas de inserción.
Así, el observatorio ha destacado la "fuerte carga de componente social" que circula por este tipo de plataformas y que "genera interés" entre los usuarios de las mismas. Además, ha recordado que el coste de producir contenidos de este tipo es "bajo".
El estudio señala que prácticamente la mitad (46,38 por ciento) de las empresas de inserción están presentes ya en las redes sociales (principalmente en Facebook, Twitter y Youtube) y que, además, el 75,36 por ciento tiene una página web en la que publica su propio contenido.
Aún así, no basta con tener presencia en estas plataformas, según ha indicado la directora del OES, Anna Carballo, que ha señalado que muchas de estas empresas "se muestran activas pero no proactivas --es decir-- responden a sus usuarios pero no buscan nuevos seguidores".
Además, ha apuntado también a la falta de "algún tipo de estrategia 2.0 o estrategia comercial" a la hora de lanzar sus comunicados a través de la red.
Acerca de esto, el estudio señala que mientras en Facebook la clave para incrementar el número de seguidores consiste en "publicar de forma regular y dinamizar la comunidad de usuarios" (las empresas que lo hacen tienen una media de cinco veces más seguidores que el resto); en Twitter es necesario llevar a cabo "acciones enfocadas al crecimiento", lo que revierte en un número de seguidores "casi diez veces superior" al de otras compañías.
Por otra parte, el documento ha destacado la efectividad de comunicar "a través de otras entidades" para ampliar el número de usuarios a los que alcanza la información y que puede ser "casi cuatro veces mayor que al que se hubiera llegado comunicando por sí mismas".
Como resultado, el informe señala que, mientras que el promedio de usuarios de los perfiles de Facebook de las empresas que no publican regularmente en la red social o no tratan de dinamizar la actividad de la misma es de 101 y 247,66 usuarios, respectivamente; el de aquellas que sí lo hacen es de 548 usuarios, para las que publican regularmente, y de 1.373 para las que, además, tratan de hacer dinámica la relación con estos.
De forma paralela, en Twitter, aquellas que se limitan a publicar contenidos o contestar a sus usuarios tienen, de media, 46 seguidores, mientras que las que implementan acciones estratégicas para llegar a nuevos usuarios tienen 429 seguidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada