jueves, 24 de abril de 2014

4 pasos para tener mas clientes


conseguir clientes 

Una de las principales preocupaciones de todo emprendedor, empresario, autónomo o profesional de servicios es, obviamente, conseguir clientes. No importa cuan formado que estés, lo bonita que sea tu página web o qué tan grande sea tu despacho, si no consigues clientes que te paguen no tienes un negocio, tienes una afición cara. Y date cuenta que al decir clientes puntualizo añadiendo “que te paguen”. Porque muchas veces cuando hablo con clientes potenciales o con lectoras y les pregunto si tienen clientes, muchas dicen que sí pero gratis o intercambiando sesiones.
Es bueno empezar a practicar cuanto antes, pero si quieres vivir de tu profesión gratis no vas a llegar muy lejos, así que ten claro que esas personas no son clientes hasta que no te paguen.
Una vez aclarado ese punto, volvemos entonces a qué puedes hacer para conseguir más clientes. Como siempre la respuesta depende de si acabas de empezar o si ya llevas un tiempo en marcha y tienes al menos algunos clientes, y la rapidez depende de esos dos mismos factores y de lo comprometida y activa que seas tu. Te explico entonces los que para mi son los 4 pasos básicos que necesitas para empezar a conseguir clientes:

1. Saber explicar bien lo que haces

Esto que parece obvio no lo es y es en lo que fallan muchos profesionales. Si una persona no tiene claro lo que haces no querrá contratarte, o ni siquiera se lo planteará porque no será consciente de que tu puedes ayudarle. Y no solo eso, sino que ni tus conocidos te podrán recomendar porque no sabrán cómo explicar lo que haces.
Así que el primer paso es tomarte tu tiempo para explicar con pelos y señales, de forma CLARA y concisa qué haces. Y no me refiero a “soy coach“, “soy nutricionista” o lo que sea, porque eso dará lugar a un simple “ah, vale”, sino exactamente a quién ayudas y cómo.

2. Publicidad, publicidad y más publicidad.

La palabra odiada por muchos (junto con marketing), pero una vez eres capaz de expresar bien qué haces es imprescindible que te des a conocer. De hecho, eso es la publicidad, darte a conocer, ni más ni menos. Y de forma activa, nada de creo una web y me siento a esperar porque llegarán clientes ahora mismo, o abro una cuenta en Facebook o me hago tarjetas de visitas y ya está.
La publicidad es todo un mundo y hay muchos tipos distintos, tienes que tener en cuenta cuál es la más efectiva para ti según tu tipo de negocio, nicho, etc. Porque no tiene sentido que hagas cosas por hacer, siempre hay que tener una visión estratégica y para eso tienes que tener muy claras las bases de tu negocio: qué haces, a quién te diriges, qué ofreces, cómo, etc, para poder determinar qué tipo de publicidad emplear.
La cuestión es que si no tienes clientes, el número uno donde enfocarte es en la publicidad, en darte a conocer; esa tendría que ser tu prioridad (siempre y cuando tengas claro lo que haces y todos los detalles de tu negocio). Y te puedes dar a conocer de muchas formas: charlas, eventos de networking, hablando con conocidos y amigos para sepan qué haces, escribiendo un blog, y claro también puedes optar por la publicidad pagada (pero te recomiendo que empieces por las opciones gratuitas que son muchas y que la pagada la uses de manera estratégica cuando tengas muy claro lo que buscas obtener y dónde hacerlo.)

3. Tener lo que ellos buscan.

Otro imprescindible en un negocio, no vale con que te apasione lo que haces u ofreces. No vale con que tu tengas claro que se va a vender bien o que creas que es lo que tus clientes potenciales quieren. Tiene que ser lo que la gente busca, la solución a su problema. Si no, por muy bien que expliques lo que haces y por mucho que te conozcan no te contratará nadie.
Este también es uno de los fallos más comunes y lo sé por conversaciones con mis clientas que creen que saben lo que quieren sus clientes potenciales hasta que descubren que no, o no exactamente…
Es algo fundamental, averigua qué es lo que de verdad quieren esos clientes potenciales o perderás tiempo, dinero y motivación intentando vender algo que no quieren. Y no es porque tu no valgas, es que no has sabido dar con la verdadera necesidad de tu cliente.<

4. Saber vender

Otro gran tabú, las ventas. Algo que aterroriza a todos los que no nos hemos formado o movido en ese mundo y que es también imprescindible porque si no sabes vender lo que tienes, por muy bueno que sea, no tienes negocio. Es algo que genera mucha inseguridad, que está asociado con muchas creencias negativas y que hace que muchos profesionales, incluso siendo conocidos y expresando bien lo que hacen, no tengan suficientes ingresos.
¿Lo bueno? Que se puede aprender. Por tanto, otra de las cosas que te recomiendo es que te dejes de excusas y creencias limitantes y leas y te formes sobre cómo vender, porque si no, no llegarás muy lejos. Este tema también es un mundo y tienes que tener claro tu tipo de negocio para aprender qué es lo que funcionará mejor para ti.
Una vez que tengas estos cuatro puntos claros tendrás lo básico en marcha para empezar a conseguir clientes. Como mencioné al principio, todo depende de tu negocio, tu forma de ser, etc. No te recomiendo hacerlo todo a la vez sino pensar en qué momento estás tu ahora y en cuál de estos puntos te tienes que centrar, profundiza en ese punto y pasa al siguiente. No intentes hacerlo todo a la vez porque te volverás loca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada