lunes, 28 de julio de 2014

3 Claves para tener buena suerte y alcanzar el éxito

Un estudio revela los 3 principales factores que influyen en la buena suerte y en el éxito de las personas.
Hay personas a las que todo les sale bien, mientras otras fracasan en cualquier cosa que intentan. A primera vista se podría atribuir está situación a una cuestión de haber nacido con buena o mala suerte, pero parece que existen ciertos factores que influyen directamente en la suerte, y no me refiero a los míticos agüeros de levantarse con el pie derecho, encontrar un trébol de cuatro hojas, evitar pasar por debajo de escaleras o cerca de gatos negros; me refiero a factores científicamente encontrados por Richard Wiseman.
Richard Wiseman es un académico Ingles investigador de la conducta humana y uno de los grandes estudiosos de la suerte (incluso ha fundado la llamada Escuela de la Suerte). Según su criterio, solo el 10% de nuestra existencia es determinado por el azar y el restante 90% es definido por nuestra manera de pensar.
Durante 10 años, Wiseman se dedicó a estudiar a personas que se consideraban afortunadas, así como a personas que se consideraban desafortunadas. Como resultado de su investigación llegó a la conclusión de que existen básicamente tres factores para explicar por qué las cosas buenas siempre pasan a las mismas personas. Estos factores fueron desarrollados en su obra Nadie nace con suerte.
En el articulo "El éxito en los negocios NO es cuestión de Suerte" habíamos conocido cinco principios identificados en empresarios exitosos, y ahora te invito a revisar estos tres elementos y a trabajar en ellos para aumentar las posibilidades de éxito en todo lo que emprendas.

1. Siga sus Corazonadas

"
La primer clave de la buena suerte es tener la determinación para seguir nuestra intuición. Es una capacidad muy difícil de desarrollar porque desde pequeños nos enseñan a "jugar a lo seguro", y en busca de esta seguridad callamos la voz de nuestro corazón.
Las personas con "buena suerte" siguen sus corazonadas, mientras los desafortunados hacen a un lado su propia intuición y luego se arrepienten de las decisiones que toman.
Este primer factor me hace recordar una de las frases más populares de Steve Jobs:
"Tu tiempo está limitado. No lo desprecies viviendo el sueño de otra persona. No te dejes arrastrar por los dogmas, que es lo mismo que vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No dejes que el ruido de las opiniones de otros ahoguen completamente tu voz interior. Y más importante, ten el valor de seguir a tu corazón y a tu intuición. Ellos, de algún modo, ya saben en lo que verdaderamente te quieres convertir. Todo lo demás es secundario.”

2. Sea perseverante a pesar de los fracasos

"
En segundo lugar, una persona con buena suerte persevera sin importar que haya fracasado, y mejor aún, mantienen el optimismo para reponerse del fracaso y creer que cosas buenas están por venir.
Ser tolerante ante el fracaso es una habilidad asociada a la inteligencia emocional, y es bueno desarrollarla desde la infancia, aunque de grande también se puede trabajar en ella y lograr excelentes resultados. No temas al fracaso, percibelo como algo natural e inherente al éxito. Recuerda las sabías palabras de Napoleón Bonaparte:
“El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse”

3. Convierta la mala suerte en buena suerte

"
Finalmente, el tercer factor que influencia nuestra suerte es una capacidad conocida por los psicólogos como "mentalidad de inversión", la cual consiste en poder imaginar al instante que las cosas podrían haber sido mucho peores, pero que afortunadamente no lo son.
En otras palabras, una persona con buena suerte no siempre la tiene, sin embargo, ante una situación desafortunada o de cambio, se prepara mentalmente para tomarla de una manera u otra como algo positivo. "No hay mal que por bien no venga", dirían nuestras abuelas.
Es curioso, pero hay personas que tiene una mentalidad contraria, es decir, se les presentan oportunidades y cambios que rechazan guiados por sus miedos y paradigmas, convirtiendo cosas buenas en negativas.

Publicado por Javier Diaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada