lunes, 4 de agosto de 2014

Por qué fracasan los nuevos agentes inmobiliarios

Los agentes nuevos que se incorporan al negocio inmobiliario suelen fracasar por lo siguiente:

pic04-cierre-residencial-comercial.jpg

1.- Falta del adecuado "Colchón" económico.

No puede haber dudas, la profesión inmobiliaria no se aprende de la noche al día y comenzar a trabajar en una inmobiliaria y tener una tarjeta que diga "Agente Inmobiliario" no garantiza absolutamente nada. Por este motivo los nuevos agentes necesitan el tiempo necesario para poder aprender las bases de esta profesión y durante ese tiempo necesitan tener el adecuado colchón económico para poder mantener sus gastos familiares y la inversión en su trabajo. En este sentido, cada oficina tiene sistemas diferentes, pero la tendencia es la profesionalización, ser autónomos, no tener sueldo y correr con sus gastos, tal y como ocurre en otros países mas avanzados en este sentido.

2.- Expectativas irrealistas.

Desde fuera parece que "vender una casa" es muy fácil, y realmente puede llegar a serlo, pero lo que no se ve desde fuera es que para conseguirlo hace falta muchísimo trabajo (que no se ve). Algunos nuevos agentes piensan que van a vender su primera casa muy rápido y si transcurre el tiempo y no lo consiguen se frustran y lo dejan... Sorprendentemente, ocurre a menudo que justo poco tiempo después se vende la casa y el agente ha perdido su trabajo. Es aconsejable que cualquier persona que comience su carrera profesional en el sector inmobiliario tenga unas expectativas realistas, que se de el plazo para conseguirlo, que se prepare para la peor de la situaciones.. Que es que su primera venta se retrase más de lo que se había imaginado. El trabajo duro, el trabajo bien hecho, la constancia y persistencia es garantía de buenos resultados, es solo cuestión de tiempo.

3.- La agenda personal.

Bueno, este es uno de los puntos que no solo fallan los nuevos agentes, si no también algunos de los que llevan muchos años en el sector. Tiene que dar tiempo a hacer todo lo que se tiene que hacer cada día. El trabajo frente al ordenador (contestar emails, seguimiento a clientes, estudios de mercado, marketing, etc), las llamadas de teléfono y estar en la calle prospectando, visitando casas para captar o atendiendo clientes compradores. La falta de organización en la agenda semanal del agente se convierte en el mayor enemigo a la productividad.

4.- Falta de Focalización

Normalmente un agente nuevo tiene que aprender muchos procesos, sistemas y protocolos. Por este motivo, a veces pierde la focalización en lo que es verdaderamente importante, que estar cada día con personas, tanto para captar como para venderles una casa. No lo puede sustituir nada, pues sobre todo al principio necesitan tener cartera de propiedades, marketing y atender clientes compradores.. todo lo demás tiene que pasar a segundo plano.

5.- la Formación

Los mejores agentes son las que más y mejor se forman. Para ello hay que dedicarle bastante tiempo e invertir en formación. Los agentes que no se forman, les cuesta mucho más trabajo conseguir buenos resultados y terminan abandonando.

6.- La mentalidad, autoconfianza y autodisciplina

Como cualquier otra profesión, un agente inmobiliario debe estar mentalizado a cual es su labor y que es lo que los clientes (vendedores y compradores esperan de él). La adecuada mentalidad que un agente nuevo debe tener es la capacidad de superación de obstáculos, aceptación de momentos difíciles, de lucha y aprendizaje continuo. Por otro lado la autoconfianza y la autodisciplina son los elementos fundamentales para el éxito de un agente. Los agentes nuevos necesitan el apoyo de su Broker/Gerente en esa primera etapa para ayudar al desarrollo personal de sus agentes. En mi opinión este es el elemento más importante por el que suelen fracasar los agentes y es donde más atención tienen que poner.

Es más fácil de lo que puede parecer, pero un agente nuevo necesita que sus 100 primeros días sean altamente productivos y que los hábitos que comiencen a tener sean realmente los correctos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada